Sábado 30 de mayo, Orquesta Metropolitana de Madrid y Coro Talía cierran su 4ª temporada en el Auditorio Nacional con el concierto ‘España en la ópera’

Oberturas y coros de Las bodas de Fígaro, El barbero de Sevilla, Don Carlo, Il trovatore y Carmen bajo la batuta de la directora madrileña Silvia Sanz Torre

El Grupo Concertante Talía y sus formaciones musicales Orquesta Metropolitana de Madrid y Coro Talía, con su directora titular Silvia Sanz Torre al frente, cierran su cuarta temporada en el Auditorio Nacional de Música con oberturas y coros de óperas cuyos argumentos se desarrollan en nuestro país. El concierto España en la ópera tendrá lugar el sábado 30 de mayo a las 22:30 h en la Sala Sinfónica y reúne títulos como Las bodas de Fígaro, El Barbero de Sevilla, Carmen, Don Carlo o Il trovatore, entre otras óperas que se encuentran en las más representadas en el mundo. Las entradas cuestan de 10 a 25 €.

El barbero de Sevilla en el Auditorio Nacional

 

La España imaginaria

Desde el siglo XVII hasta hoy se han compuesto más de 150 óperas cuyos argumentos transcurren en nuestro país. Sevilla, Madrid, El Monasterio de Yuste, El Escorial, Valladolid, Vizcaya, Aragón… El concierto del próximo 30 de mayo en la sala sinfónica del Auditorio Nacional dibuja un recorrido por la España imaginaria a través de preludios y coros de óperas inspiradas en héroes legendarios, acontecimientos históricos o relatos de ficción. España en la ópera incluye algunas de las creaciones más geniales en la historia del género y abarcan desde la ópera bufa al drama romántico: Las bodas de Fígaro de Mozart; El barbero de Sevilla de Rossini; Carmen de Bizet; en el caso de Verdi, Il trovatore, La forza del destino y Don Carlo; y, también, la última ópera de Wagner, Parsifal

 

Figaro, Figaro...

Para abrir la primera y la segunda parte del concierto se han escogido las famosísimas oberturas de El Barbero de Sevilla y Las bodas de Fígaro, basadas en las dos primeras obras de la trilogía dramática de Pierre Augustin de Beaumarchais, el escritor francés del XVIII. El barbero de Sevilla inspiró a Rossini una de las óperas más divertidas del género; y Las bodas de Fígaro se convirtió en una de las creaciones más universales de Mozart, una ópera bastante atrevida para la época pues ponía en entredicho la moral de la nobleza. 

 

Verdi y España

Verdi siempre se sintió atraído por España como queda demostrado en algunas de sus óperas más destacadas. Además, conocía las obras de losescritores románticos españoles que estaban de moda. Se han incluido en este concierto el Coro de Gitanos y el Coro de soldados de Il trovatore (1853), ópera basada en El trovador (1836) de Antonio García Gutiérrez. No podía faltar la obertura de La forza del destino (1862), cuyo estreno dirigió el propio Verdi en el Teatro Real de Madrid en 1863, con libreto a partir de la obra teatral Don Álvaro o la fuerza del sino del Duque de Rivas. La primera parte del concierto se cierra con el espectacular coro del Auto de fe de Don Carlo, que Verdi compuso por encargo de la Ópera de París para la Exposición Universal de 1867, basada en el poema dramático de Schiller Don Carlos, infante de España, en torno a los conflictos personales entre Felipe II y su hijo. 

Il trovatore en el Auditorio Nacional

En busca del Santo Grial

La música de Wagner tiene también cabida en el concierto España en la ópera a través de uno de los magníficos coros de Parsifal, obra que el compositor definió como una celebración teatral sagrada y que situó en el castillo-iglesia donde se guarda el Santo Grial, un lugar desconocido de las montañas del norte de España. Parsifal es un joven ignorante de origen desconocido que alcanza la sabiduría a través de la piedad. Aunque se estrenó en 1882 en el Festival de Bayreuth y fue la última ópera de Wagner. 

Carmen, indispensable

El concierto comienza en Sevilla y termina en la misma ciudad con una de las óperas más representadas de la historia, Carmen (1875) de Georges Bizet. El preludio, el sugerente Coro de las cigarreras y la triunfal Marcha de los toreadores del último acto, justo antes del trágico final de la ópera, son algunos de los números incluidos en el concierto. La música de Carmen no tiene desperdicio: expresiva, elegante, colorista, refinada y salpicada de melodías fáciles de memorizar. Cuando se estrenó en la Ópera Cómica de París, fue mal recibida. Pero este rechazo fue solo inicial. Sin embargo, Bizet no tuvo tiempo de conocer su éxito. Murió de un ataque al corazón  a los tres meses del estreno, con solo 36 años. Acababa de firmar el contrato para el montaje de la ópera en Viena, donde triunfó. Hoy en día se mantiene como la ópera francesa más representada en el mundo. 

Carmen en el Auditorio Nacional

Fin de temporada

El concierto España en la ópera del próximo 30 de mayo pondrá fin a la 4ª temporada de abono del Grupo Concertante Talía (GCT) en el Auditorio Nacional, que ha incluido también los conciertos América Ida y Vuelta, Singing Europe, en el que se agotaron las localidades, y un emocionante e intenso Requiem de Verdi, también con una gran afluencia de público. En el concierto del sábado, se dará a conocer la programación de la próxima temporada que coincide con la celebración en 2016 del XX aniversario del Coro Talía, una formación que nació con una docena de voces y cuenta ahora con un centenar. Como es habitual en los ciclos del GCT se alternarán los grandes clásicos con música actual.