2.300 personas escucharon a la Orquesta Infantil y Juvenil EOS 15 en el Auditorio Nacional

  • Una orquesta de película: música de cine dirigida por Silvia Sanz Torre

  • La recaudación se destinará a los proyectos de salud infantil de AFANIC y la Fundación Pablo Horstmann 

Y ocurrió un año más. Los más de 90 niños y jóvenes que participaron en la última edición del Encuentro Orquestal Sinfónico de Alba de Tormes (julio 2015) volvieron a encontrarse 9 meses después para demostrar que lo que bien se aprende no se olvida y ofrecer, nada menos que en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de música y ante 2.300 personas, el concierto que prepararon durante el curso orquestal. El numeroso público que abarrotaba la sala pudo disfrutar de un concierto de cine y Una orquesta de película, que dirigió, como es habitual, Silvia Sanz Torre.

Concierto_EOS15_Auditorio_15_15_abril

Con este concierto se cierra el ciclo EOS 15, aunque muchos de los participantes en esta edición ya han hecho su preinscripción para EOS 16. El concierto anual a beneficio de las ONG Fundación Pablo Horstmann y AFANIC (Asociación de Familiares y Amigos de Niños con Cáncer) es ya una tradición y, gracias al patrocinio de Lexus, la recaudación íntegra del concierto se destinará al Hospital Oncológico de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) de AFANIC y al Hospital Pediátrico de la Fundación Pablo Horstmann en Lamu (Kenia). 

/Concierto_EOS15_Auditorio_15_abril_crnica_2.jpg

Muchas emociones

Fue un viernes intenso y emocionante para los jóvenes integrantes de esta orquesta. Aunque la mayoría residen en Madrid, alumnos de otros puntos de España no quisieron perderse la oportunidad de tocar en una sala de conciertos como el Auditorio Nacional de Música. De esta manera alumnos de EOS 15 procedentes de Galicia, Murcia, Extremedura, Castilla-La Mancha, Ceuta y Andalucía pudieron encontrarse con sus compañeros del curso y tuvieron tiempo en unas horas de ensayar, ponerse al día de todo lo acontecido en estos meses, reír, pasarlo bien, concentrarse para el concierto, tocar de maravilla y asombrar al público que les escuchó.

Concierto_EOS15_Auditorio_15_abril_crnica_3.jpg

Un día intenso

Aunque la primera concentración tuvo lugar la semana anterior en el Centro Cultural Sanchinarro donde comieron todos juntos, volvieron a reunirse el mismo día del concierto a primera hora de la tarde, de nuevo en el aula Karajan de este mismo centro, para hacer un ensayo general. Finalizado el ensayo, un autobús les llevó hasta el Auditorio Nacional. Llegaba el gran momento y había nervios y emoción. EOS 15 fue Una orquesta de película más que nunca y, no solo porque el concierto estuviera dedicado a música de cine, sino por su entrega y concentración. El público pudo escuchar bandas sonoras de películas muy conocidas, tanto del cine clásico como actual: Piratas del Caribe, Crónicas de Narnia, El señor de los anillos, Frozen, Robin Hood, Batman, Lawrence de Arabia y hasta El Padrino, entre otras. Algunas incluían solos instrumentales que los jóvenes músicos resolvieron con gran profesionalidad a pesar de su edad. 

/Concierto_EOS15_Auditorio_15_abril_cronica_1.jpg

Viaje al país de Nueva Orquestalía

Como en todas las ediciones, Alejandro Vivas, profesor de composición del Encuentro, creó una obra específica para ser interpretada por los alumnos del curso. La de esta edición se tituló El señor de los puntillos. La obra estaba relacionada con el mundo del cine y también con el Mundo Jonsui y la isla de Keke, protagonistas de su colección de cuentos pedagógicos Kekeñas Krónikas y de muchas de las actividades del Encuentro Orquestal. El señor de los puntillos, con Ignacio Serrada como narrador, nos cuenta que los jonsuis han rodado una película y viajan al país de Orquestalía para que sus habitantes les ayuden con la banda sonora. Al llegar se encuentran que las diferentes tribus (bocinos, soplones, dinguilinguis, arquistas y golpistas) ya no tocan juntos: todos quieren ser protagonistas y nunca llegan a un acuerdo. Pero la historia tiene un final feliz y, al final, el público pudo comprobar cómo la música de cada tribu o, lo que es lo mismo, de cada familia instrumental, encajaba a la perfección. Cada vez que una tribu intervenía mostraba su banderita. Al final tocaron todos juntos y el país de Orquestalía se convirtó en Nueva Orquestalía. 

Concierto_EOS15_Auditorio_15_abril_cronica_8.jpg

La unión hace la música

A muchos podrá sorprender una orquesta que reúna a niños y jóvenes con edades tan dispares, que puedan tocar codo con codo pequeños con instrumentos diminutos a los que, sentados en sus sillas, los pies no les llegan al suelo, y adolescentes de 15, 16 o 17 años. Los niños son muy diferentes a los 9 años, a los 11, a los 13… Y a los 18… A los 18 ya no son niños. Los intereses, los gustos, los comportamientos de unos y otros son muy diversos. Y en lo que a técnica musical se refiere su nivel también es muy distinto. Podrían ser como las distintas tribus de Orquestalía, pero muchos años de experiencia en los Encuentros Orquestales hacen posible que de tanta diversidad salga un  excelente resultado conjunto fruto del esfuerzo, de la ilusión, de la convivencia, de la disciplina y de la solidaridad. Cada cual aprende y aporta según su nivel técnico y el que sabe más apoya al que está empezando. Al fin y al cabo la orquesta funciona como un gran equipo con un director (Silvia Sanz Torre) y, en este caso, además, con un experimentado equipo de profesores, muy implicado en el desarrollo del Encuentro Orquestal, que apoyó también con su experiencia y su mirada atenta el desarrollo del concierto.

Concierto_EOS15_Auditorio_15_abril_cronica_11.jpg