Entrevista a la joven violinista Cristina Cubas Hondal. El sabado 29 de octubre se presenta ante el público madrileño en la sala sinfónica del Auditorio Nacional

  • Interpretará el Concierto para violín en mi menor de Mendelssohn junto a la Orquesta Metropolitana de Madrid dirigida por Silvia Sanz Torre

  • Lo hará con un violín Matteo Goffriller del siglo XVIII cedido por Solé Luthiers

  • "El hecho de que te cedan un instrumento de esas características para tocar en un gran auditorio produce una sensación inexplicable"

cristina_cubas_hondal_intercentros
Cumplió los 18 años en abril y hace solo unas semanas que ha dejado su Santander natal para instalarse en Madrid y proseguir los estudios superiores de violín. En un par de semanas, el próximo 29 de octubre, le espera uno de sus más importantes retos, presentarse ante el público madrileño con uno de los conciertos para violín más conocidos y valorados, el Concierto para violín en mi menor de Mendelssohn. Lo hará en calidad de ganadora del 13º Certamen Nacional Intercentros Melómano Grado Profesional. Un acuerdo de colaboración entre la Fundación Orfeo y el Grupo Concertante Talía contempla la participación de los premiados en un concierto junto a la Orquesta Metropolitana de Madrid bajo la dirección de Silvia Sanz Torre en el Auditorio Nacional. Cristina Cubas Hondal, a pesar de su juventud, realiza ya muchos conciertos por toda España. Además de solista, tiene ya experiencia en formaciones orquestales y de cámara y viaja sin dificultad desde el mundo de la clásica al sonido urbano del tango.
 

La joven intérprete nos habla de cómo se inició en el violín, de su aprendizaje, de sus maestros, de sus sacrificios, de los concursos, de las primeras giras de conciertos, de su música e intérpretes preferidos, de Mendelssohn y su concierto y de la experiencia de tocar con un violín tan especial como el cedido por Solé Luthiers, un instrumento de 1730 firmado por Matteo Goffriller, considerado como el fundador de la Escuela Veneciana de luthiers.
 
¿A qué edad comenzaste tus estudios de violín y por qué lo elegiste?
 
Con ocho años empecé a estudiar violín, aunque mi formación musical comenzó dos años antes con el piano. De muy niña me gustaba mucho el piano pero quería aprender un instrumento con el que pudiera tocar en una orquesta.
 
¿Provienes de familia de músicos?
 
No se puede decir que provenga de una familia de músicos, aunque sí es cierto que mi prima Silvia Carrera es pianista y todo un referente para mí. Este hecho animó a mis padres a apuntarme al conservatorio. Ahora mi hermana pequeña continúa mis pasos con el acordeón y el piano.
 
Terminaste tanto el Grado Elemental como el Profesional con las máximas calificaciones. ¿En qué momento de tus estudios te empezaste a plantear el ser violinista como una profesión?
 
Todo fue a raíz de ganar mi primer concurso con 12 años.  Fue una gran experiencia para mí, a la par que satisfactoria, ya que obtuve el Primer Premio y Accésit especial como ganadora absoluta en el I Concurso Regional de Jóvenes Intérpretes del Conservatorio de Torrelavega. Este primer contacto hizo que sintiera más ganas de aprender y mejorar tocando el violín. Sentí más interés por la música y comencé a ver el violín como una parte esencial en mi vida.
 
Después llegaron más concursos y más premios. ¿Qué es para ti lo mejor y lo peor de los concursos?
 
Los concursos son una herramienta que bien utilizada da muy buenos frutos. En mi caso, ha sido muy gratificante comprobar la evolución en mi aprendizaje gracias a las grandes exigencias en determinados certámenes. Además, siempre son una buena oportunidad para conocer compañeros y profesores y permiten desarrollar más la puesta en escena. La parte mala de los concursos son los nervios que se pasan al querer que todo salga perfecto.
 
 cristina_cubas_hondal_web

¿Ha sido duro compaginar los estudios de violín con los de secundaria?
 
Ha habido momentos en los que era realmente difícil compaginarlo todo. Se juntaban ensayos, clases, exámenes del instituto y del conservatorio en fechas en las que necesitaba invertir muchas horas en el violín. Pero al ser algo que me gustaba, lo conseguí sacar todo de manera muy satisfactoria.
 
¿Qué maestros e intérpretes te han dejado más huella?
 
Hoy no podría estar dónde estoy sin la ayuda de mis maestros Amayak Dourgarian y Paula Bolado. Con ellos aprendí a respetar y valorar la música, así como a dar importancia al trabajo, la constancia y la superación para la búsqueda de la excelencia. Puede decirse que hay dos grandes intérpretes que tengo siempre como referencia: Janine Jansen y Anne-Sophie Mutter. Siempre que tengo oportunidad escucho sus versiones. Aunque creo que siempre se puede aprender de muchos grandes instrumentistas como Marta Argerich.  

Tras ganar el Primer Premio del XIII Certamen Nacional Intercentros Melómano en 2014 has ofrecido conciertos por toda España. ¿Satisfecha de la experiencia?
 
Ha sido una experiencia única e increíble. He tenido la oportunidad de tocar como solista con orquesta, con mi prima Silvia (piano) y con mi hermana Marta (acordeón). Ha hecho que aprenda muchísimo de cara a mi futuro como intérprete y que tenga aún más claro a qué me gustaría dedicarme. También me ha dado la oportunidad de conocer a mucha gente, muchos auditorios maravillosos del ámbito nacional y, lo que es más importante, ha permitido que me escuchen y conozcan muchas personas.

Ahora toca interpretar el famoso Concierto para violín  de Mendelssohn con la Orquesta Metropolitana. Es un concierto que has interpretado ya en Santander y Salamanca con otras formaciones. ¿Qué supone para ti tocarlo ahora en el Auditorio Nacional de Música? 
 
Este concierto, aparte de ser uno de mis favoritos para violín, es el más especial para mí, ya que es el primero que he interpretado con orquesta delante de un gran auditorio. Es una obra que me permite expresarme con facilidad y en la que disfruto muchísimo con los diálogos con la orquesta. Tener la oportunidad de interpretarlo en el Auditorio Nacional es todo un privilegio, a la vez que un reto. La verdad es que estoy muy emocionada. 
 
cristina_cubas_hondal_violín_Goffriller¿Qué sensación te ha producido saber que tocarás el concierto con un violín Matteo Goffriller de 1700 cedido por la casa de luthería Solé Luthier de Barcelona y que ya ha os podido probar?

El hecho de que te cedan un instrumento de esas características para tocar en un gran auditorio produce una sensación inexplicable, una mezcla de alegría infinita, gran orgullo y alta responsabilidad. Es algo que no esperas que te lo ofrezcan con 18 años.
 
¿Qué obras para violín te gustaría interpretar en un futuro próximo?
 
Me encantaría tocar los conciertos para violín de Tchaikovsky, Beethoven y Brahms, la Sonata en la mayor de César Franck y la Fantasía Carmen de Waxman.
 
¿Con qué estilo musical te sientes más cómoda?
 
Me encanta la música del romanticismo. Es el estilo en el que más cómoda me siento ya que me permite expresarme con facilidad y dar rienda suelta al virtuosismo.
 
Tu hermana, Marta Cubas Hondal, es acordeonista, formáis un fantástico dúo que también ha sido premiado. Formas parte de Tangoneando y del Quinteto +qtango. ¿Cuándo y cómo nació esta relación con el mundo del tango?
 
Mi relación con el tango surgió en febrero de 2012 cuando mi profesor Gorka Hermosa, acordeonista, me propuso formar parte del Quinteto +qtango junto con otros compañeros del conservatorio. Me gustó la idea y a raíz de ahí creamos nuevas agrupaciones como Tangoneando

¿Piazzolla se encuentra entonces entre tus compositores favoritos?
 
Piazzolla me gusta mucho. Interpretamos el Concierto de Nácar junto con la Joven Orquesta Autónoma de Cantabria, Adiós NoninoInvierno Porteño…Pero también interpretamos a otros compositores como Paco de Lucía, Wim Martens o Egbert Gismon.

 
cristina_y_marta_cubas_hondal



Has sido también concertino en dos formaciones orquestales como Orquesta de Cámara AEDEA y Orquesta del Conservatorio Jesús de Monasterio. Tu experiencia como violinista abarca la orquesta, las formaciones de cámara e intérprete solista. Cada cual requiere una forma de hacer las cosas. ¿Con qué te quedas o qué es lo más disfrutas de cada una de estas facetas?
 
Me encantan todas las facetas artísticas en las que me permite intervenir el violín y de todas ellas siempre procuro exprimir al máximo la experiencia. En una pequeña agrupación, uno aprende mucho de los compañeros, permite poder expresarse y compartir opiniones, probar diferentes sonidos y construir las obras “entre amigos”. En la orquesta disfruto muchísimo de las sonoridades y de la sensación de familia. Es emocionante sentir cómo se va creando conjuntamente la música, sentirse parte de ella y verse envuelto en armonías. En cuanto a los recitales de solista, creo que son experiencias mucho más arriesgadas y comprometidas. El abordar un programa de una hora y media con gran dificultad en el repertorio conlleva una gran responsabilidad. Sin embargo, son retos que a mí me encantan, ya que es en los recitales donde tengo más oportunidad de expresarme y comunicarme con el público. 
 
Desde este curso te instalas en Madrid para continuar con tus estudios superiores. ¿Estás ilusionada? ¿Vas a echar mucho de menos Cantabria?
 
Sí, comienzo mis estudios superiores en el Centro Superior Katarina Gurska con Zorik Tatevosyan. Estoy muy contenta e ilusionada, y con muchas ganas de comenzar esta nueva etapa llena de proyectos, aunque sí es cierto que echaré de menos Cantabria.
 
Además del concierto con la Metropolitana ¿qué otros proyectos preparas para esta temporada?
 
Estoy preparando varios recitales junto a mi prima Silvia. El próximo 31 de marzo tocaremos en Promúsica Águilas (Murcia) y en el Festival Peregrinos Musicales (Galicia). También volveré a interpretar el Concierto para violín en mi menor de Mendelssohn con la Orquesta Sinfónica Joven de Aljarafe (Sevilla).
 
Cuando no ensayas, no estudias y dejas tu violín en su estuche ¿qué te gusta hacer?
 
Me gusta quedar con mis amigos, pasar tiempo con mi familia y simplemente disfrutar del aire libre. También me gusta mucho bailar, que es algo que llevo haciendo de los 3 años, y cantar con mis amigos, así que de alguna forma la música siempre está rodeándome.
 
Y cuando escuchas música ¿qué sueles escoger?
 
Suelo escuchar mucha música clásica aunque me gustan todos los géneros musicales, como el pop. Me gusta mucho Adele.
 
Muchas gracias Cristina Cubas Hondal. Deseamos que disfrutes al máximo de tu concierto en el Auditorio Nacional de Música. 

En el concierto, titulado Mendelssohn, sensibilidad y equilibrio, la Orquesta Metropolitana de Madrid y su directora titular Silvia Sanz Torre interpretarán también la Sinfonía nº 4 "Italiana" de este autor. Además, Beethoven formará parte del programa con la obra La batalla del Wellington, elegida por votación en redes sociales y en www.grupotalia.org. La cita es el sábado 29 de octubre a las 22:30 en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional. Venta de entradas en www.grupotatalia.org y en www.entradasinaem.es.

 
cristina_cubas_hondal_1.