Voces solistas en la Sinfonía nº 2 "Resurrección" de Mahler: Entrevista a Estefanía Perdomo, soprano

Sábado 4 de marzo a las 22:30 en el Auditorio Nacional de Música

  •  “Me gusta todo. Pero he de reconocer que no deja de fascinarme ese gran espectáculo que es la ópera”

  • “La voz humana es un instrumento increíblemente mutable, que evoluciona con el tiempo. Hay que revisarse siempre, escucharse, y adaptarse técnicamente a esos cambios”

  • “La universalidad de la Segunda de Mahler es indiscutible; es imposible no sentirse conmovido por la belleza de esta música”


    Estefania_Perdomo_4
 
Todos aquellos que son habituales de las temporadas de conciertos del Grupo Concertante Talía conocen el nombre y la excelente voz de la soprano canaria Estefanía Perdomo. Junto a la Orquesta Metropolitana de Madrid y el Coro Talía ha cantado obras como Réquiem de Mozart, Novena de Beethoven, Gloria de Poulenc o Réquiem alemán de Brahms, todas ellas dirigidas por la titular de estas formaciones, Silvia Sanz Torre. Aunque la primera colaboración con la directora madrileña fue en 2010 con el reestreno de la obra The magic opal de Albéniz en el Auditorio Nacional. Este sábado 4 de marzo la soprano Estefanía Perdomo será, junto a la mezzosoprano Beatriz Oleaga, una de las voces solistas en el concierto Mahler: en busca de respuestas, dedicado a la Sinfonía nº 2 "Resurreción" de este compositor. El concierto, tercero de la temporada del Grupo Concertante Talía, será a las 22:30 en la Sala Sinfónica y todavía pueden conseguirse entradas en www.entradasinaem.es

Con estas premisas, ¿Podría decirse que hay feeling entre Silvia Sanz y Estefanía Perdomo?
¡Por supuesto! Aparte de una relación personal basada en el afecto, creo que a Silvia y a mí nos une especialmente el profundo amor por la música que hacemos juntas y nuestro elevado grado de compromiso con la partitura. Eso hace que nos entendamos a la perfección.
 
Nacida en las Palmas de Gran Canaria y residente ahora en Madrid... o donde se tercie, porque sigue viajando mucho a las Islas y allá donde se la requiere como cantante. ¿Cómo lleva este ir de acá para allá?
Los viajes, los hoteles, el pasar mucho tiempo fuera de casa... son cosas que también son parte de esta profesión. Desde fuera se puede ver como algo fascinante y envidiable, y es cierto que a veces lo es. Pero la vida del artista es dura, muy desarraigada e itinerante. Afortunadamente el amor por el trabajo y la música lo hace todo más llevadero.
 
Estefanía_Perdomo_1
 
¿Cuándo comenzó su relación con el mundo del canto y en qué momento se plantea ser cantante profesional?
Pues la verdad es que empecé muy prontito. Con tan solo nueve años ya estaba cantando La Bohème de Puccini en el Festival de Ópera de Las Palmas con la Escolanía San Marcial. La música y lo escénico me engancharon enseguida, era muy divertido “disfrazarse” y, en el caso de La Bohème, tener una madre de mentira. Después de este periodo inicié mis estudios en el conservatorio y pasé a cantar en la Schola Cantorum de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Me esforcé mucho en combinar el conservatorio con mis estudios universitarios, y justo cuando estaba terminando la carrera, hubo que decidir qué dirección iba a tomar... Y ganó el canto, porque pensé que era con la música con lo que podía recibir mayores satisfacciones, y también darlas... Una decisión muy difícil de la que nunca me he arrepentido.

Es también licenciada en Historia. ¿Es importante para un cantante contar con una formación complementaria?
La Historia es una disciplina que otorga un gran fondo cultural y humanístico a los que la estudian, además de una capacidad analítica sobre el pasado, presente y futuro. En ese sentido, mi formación como historiadora no ha hecho otra cosa que complementarme como músico. No creo que sea algo indispensable, pero a veces la formación musical es muy exclusivista, muy cerrada; el tener formación en otros ámbitos abre la mente y enriquece siempre. 
 
Estefanía_Perdomo´_Novena_Beethoven.
 
Tras concluir sus estudios en el Conservatorio Superior de Música de Las Palmas, prosigue su formación de postgrado en el Koninklijk Conservatorium de La Haya y posteriormente un máster en la Dutch National Opera Academy. ¿Hay que salir fuera de España para tener una formación vocal? ¿Tenemos aquí buenos maestros?
Ambas preguntas se complementan, y es que siempre he opinado y aconsejado a los jóvenes estudiantes que me han preguntado que lo importante no es el lugar, sino el maestro. Podemos encontrar al mejor profesor para nuestra voz al lado de casa o en un conservatorio menor, sin un gran prestigio. España es un país con grandes maestros, pero también es el país de lo que yo llamo “la curriculitis”; viste mucho a la hora de aplicar a un trabajo que hayas estudiado fuera, los títulos que hayas obtenido, aunque quizás vocalmente tengas menor calidad que otro cantante que haya estudiado en el conservatorio de su ciudad. Lo que sí recomiendo de la experiencia en el extranjero es su indiscutible formación vital; para mí fue muy valioso entrar en contacto con otros sistemas educativos, con otros idiomas, con otras realidades sociales y culturales.
 
¿Qué maestros han dejado más huella en tu forma de cantar?
Absolutamente todos. He tenido la suerte de encontrar buenos maestros en momentos cruciales de mi formación vocal; todos han supuesto una vuelta de tuerca. A todos ellos les estoy muy agradecida.
 
¿Y las voces con las que más disfruta?
Soy muy fan de la “vieja escuela”. Por ejemplo, y en este momento vocal, me miro mucho en Mirella Freni, que en cuanto a repertorio siguió una evolución similar a la mía. De las voces actuales, adoro el trabajo consciente y humilde de Natalie Dessay, la solidez de Joyce di Donato, la madurez de mi paisana Yolanda Auyanet, la perfección en el repertorio belcantístico de Mariella Devia... y la lista sigue.
 
¿Cuál ha sido el mejor consejo que le han dado?
Que esta profesión se aprende trabajando. Y que el mejor maestro del cantante es uno mismo.
 
Estefania_Perdomo_2
 
Hay muy buenas voces que cuando empiezan a tener ofertas no llegan a completar su formación o la relegan… ¿Para hacer una buena carrera hay que tener los pies en la tierra?
Los cantantes nos formamos vocalmente, pero nadie nos prepara para la vida profesional, para sus vaivenes y para las decisiones difíciles que a veces hay que tomar. Hay que permanecer muy fiel a uno mismo, al camino que uno ha decidido escoger, y aprender a lidiar con el mundo de los agentes, los teatros, y los conflictos de intereses que, como en cualquier otra profesión, existen en el mundo del canto. Así que no hay que perder el norte, y no dejarse deslumbrar por el éxito, ya que todo lo que sube, puede volver a bajar con suma rapidez...
 
Así pues, ¿nunca debe descuidarse la formación vocal?
La voz humana es un instrumento increíblemente mutable, que evoluciona con el tiempo, y que cambia constantemente. Hay que “revisarse” siempre, escucharse, y adaptarse técnicamente a esos cambios. Por ello, la formación del cantante no termina nunca.
 
¿Cuáles son desde su punto de vista los principales escollos a la hora de desarrollar una carrera profesional como cantante en España?
Principalmente uno: ser español. En este país existe un cierto complejo de inferioridad que hace que se crea que todo lo que viene de fuera siempre es mejor. De hecho, los cantantes españoles que cantan primeros papeles en España han tenido que triunfar en el extranjero para poder hacerlo luego en nuestro país. Es una verdadera lástima, ya que países como Italia e Inglaterra apuestan decididamente por el talento local. En España faltan muchas oportunidades en ese sentido.
 Estefania_Perdomo_La_Orotava

La música antigua ha sido y es muy importante en su carrera profesional. Hay cantantes que han hecho o hacen solo música antigua. Este tipo de música no tiene por qué se incompatible con la de etapas posteriores...
Desde luego que no. Lo que sucede es que cuando eclosiona la música antigua como estilo especializado allá por los años 60 y 70 hay cantantes y técnicas muy específicas. Hoy en día la formación vocal es más amplia desde el principio. La técnica vocal es una, y debe adaptarse a los distintos estilos y géneros musicales.
 
En su caso ¿se adapta con facilidad a música de distintos géneros y épocas?
Sí, creo que tengo la suerte de tener un instrumento flexible y una capacidad intelectual suficiente para adaptarme a cualquier tipo de estilo y género. Afortunadamente disfruto de todo, y he tenido la suerte de que nunca me ha tocado interpretar una obra o un repertorio que no me haya gustado, a veces desde el principio, otras veces a través del trabajo y del estudio. Me gusta todo y he hecho un poco de todo. Pero he de reconocer que no deja de fascinarme ese gran espectáculo que es la ópera, que me permite profundizar en mis posibilidades interpretativas y actorales.
 
Estefanía_Perdomo_3

¿Qué supone para usted cantar la Sinfonía nº 2 de Mahler?
Un sueño hecho realidad. La oportunidad de ser parte de una de las grandes obras del sinfonismo postromántico. 

No es la primera vez que Mahler se cruza en su camino. Cantó la Cuarta Sinfonía en los Países Bajos. En ella el compositor recurre, como en la Segunda, a una de las canciones de El cuerno maravilloso del muchacho, aunque el carácter de ambas obras es bien diferente…
Cierto, son dos sinfonías muy distintas. Mahler es un recopilador postromántico de la tradición poética alemana, tanto en sus sinfonías como en los Lieder. En el caso de la Segunda, el eje es la oda del poeta alemán Klopstock, que trata el tema de la Resurrección y de la esperanza. De este modo, la universalidad de la Segunda es indiscutible; es imposible no sentirse conmovido por la belleza de esta música, que supone una vuelta de tuerca a la Novena de Beethoven.

¿Qué es lo que más le impresiona o le atrae de la música vocal de Mahler?
Lo que en mi opinión sucede con Mahler es que toda su música es vocal, su concepción melódica en las sinfonías está inspirada siempre en la voz humana, todos los instrumentos tienen una voz, cálida y expresiva. Me admira profundamente esa capacidad mahleriana de encontrar la voz en todas sus obras. Es por ello que sus sinfonías, obras monumentales, resultan increíblemente cercanas a la sensibilidad del oyente.
 
¿Y las principales dificultades de interpretar la música de este compositor?
La orquestación mahleriana es monumental, el reto es siempre pasar la orquesta, que la voz se escuche con claridad y redondez. Por otro lado, la construcción melódica es siempre delicada: la voz debe de oírse sin renunciar a las dinámicas, a los matices. Esa combinación entre rotundidad y musicalidad es la mayor dificultad que en mi opinión tiene este repertorio.

 
estefania_perdomo_premio.

 
Acaba de interpretar Papagena de La flauta mágica en La Maestranza de Sevilla y poco antes al Joven Pastor en el Tannhäuser de Wagner. Distintos compositores y distintos enfoques vocales…
Desde luego. Ya hablaba antes de que la técnica vocal es una, y que debe de adaptarse a los distintos estilos. Mozart requiere de mayor ligereza, y además el papel de Papagena tiene mucho peso actoral, protagoniza los diálogos más divertidos de toda la ópera. Por otro lado, el Pastor wagneriano es una especie de ángel, sereno y risueño, con líneas vocales más largas y pesadas, a modo de sentencia. Su escena es prácticamente a capella, por lo que requiere mayor rontundidad vocal.
 
 ¿Próximos proyectos?
Apenas un mes después de esta Segunda de Mahler, me enfrento de nuevo a una de mis obras favoritas: el Réquiem de Mozart, que interpretaré con la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria en el mes de abril. En junio regresaré con el espectáculo de ópera y musical Una noche mágica en mi ciudad natal, y en octubre interpretaré el papel de Aurora en la zarzuela La del soto del parral de Soutullo y Vert. 
 
Concierto Mahler: en busca de respuestas
Sábado 4 de marzo a las 22:30 en el Auditorio Nacional de Música
www.entradasinaem.es

 
Estefanía_Perdomo.