Nuevo comunicado de prensa del GCT sobre la no renovación del convenio para cursos de música en Sanchinarro

Respuesta del Grupo Concertante Talía a la información publicada por la Junta Municipal de Distrito de Hortaleza 


Madrid, 31 de mayo
 
Ante la información publicada ayer martes 30 de mayo de 2017 por la Junta Municipal del Distrito de Hortaleza en diario.madrid.es, el Grupo Concertante Talía responde a los distintos apartados del comunicado.

Dice la Junta de Hortaleza que…

El mencionado convenio de ocupación fue firmado por Don Ángel Donesteve, Concejal Presidente del Distrito de Hortaleza, y predecesor en el cargo de Yolanda Rodríguez, actual Concejala Presidenta, que las elecciones municipales tuvieron lugar el 24 de mayo de 2015 y que, según el artículo 42.3 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, de Régimen Electoral General, el mandato del concejal termina “en todo caso el día anterior a la celebración de las siguientes elecciones”. Y añade que, el artículo 194.2 LOREG indica que “una vez finalizado su mandato los miembros de las Corporaciones cesantes continuarán sus funciones solamente para la administración ordinaria (…)” y que, no considerándose que la firma de convenios de colaboración formen parte de la administración ordinaria, se firmó excediendo de las competencias que tenía el Concejal Presidente en funciones, el 2 de junio de 2015.

Responde el Grupo Concertante Talía (GCT):

Antes de la puesta en marcha de estas actividades (talleres musicales, ensayos, etc…), el GCT presenta al Ayuntamiento su diseño anual con precios, horarios, plazas, etc. y, según estipula el convenio, “si el Distrito no manifiesta su disconformidad en el plazo de 30 días, se podrán realizar las actividades proyectadas en los términos comunicados”. La solicitud se ha presentado anualmente desde el año 2011 en torno a los meses de mayo y junio para asegurar el comienzo del curso con normalidad y dar la posibilidad a los antiguos alumnos de matricularse con anticipación a fin de agilizar el proceso. Una vez aprobada esta solicitud por el Distrito, se procedía a la publicación de horarios y precios en el centro y en la página web con el logo del Ayuntamiento de Madrid.
 
En el año 2015, tenía que renovarse el convenio, hecho que coincidió con las elecciones del Ayuntamiento de Madrid y, para poder presentar el proyecto de actividades pedagógicas, era necesario contar previamente con la autorización administrativa. Demorar esta prórroga hubiera supuesto un perjuicio a los alumnos y un caos organizativo a la hora de confeccionar horarios con criterios pedagógicos necesarios para el funcionamiento normal del curso, de forma que inevitablemente la firma de la autorización coincidió en el periodo que indica la información publicada por la Junta Municipal de Hortaleza.
 
A este respecto, el Grupo Concertante Talía es completamente ajeno a si en ese momento el concejal tenía potestad o no de firmar documentos. En cualquier caso, esa supuesta irregularidad podía haber sido solventada por el nuevo equipo de gobierno en el inicio de su mandato o en cualquier otro momento. Desde nuestro punto de vista, esta no es razón para la no renovación, ya que de prorrogarse el convenio se realizaría con un nuevo texto y una nueva firma.
 
Hay que tener en cuenta que, desde que tomó posesión de su cargo, el Grupo Concertante Talía ha solicitado reiteradas veces un encuentro con la Concejala, que lo es también de Ciudad Lineal, con el objeto de explicar y dar a conocer el desarrollo y situación del proyecto, más allá de los informes trimestrales enviados puntualmente. Este encuentro no ha tenido lugar hasta hace pocas semanas.
 

Dice la Junta de Hortaleza que…

Los servicios jurídicos municipales ya informaron que el convenio de colaboración -según sus términos- resulta incompatible con cualquier tipo de retribución por la realización de las actividades ya provenga del Ayuntamiento o del público asistente. La cesión de espacios públicos para una actividad por la que perciben ingresos debería tramitarse a través de las formas jurídicas previstas. Por lo que percibir ingresos por las clases de música que se impartan, no tenía cabida en el convenio de colaboración que se pretendía suscribir. 

Así lo indica el informe preceptivo de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Madrid con fecha 2 de junio de 2015, sobre la propuesta de convenio de colaboración entre el Distrito de Hortaleza y la Asociación Grupo Concertante Talía, cuando señala que: “(…) el convenio de colaboración resulta incompatible con la percepción, por parte de la Asociación Grupo Concertante Talía, de cualquier tipo de retribución o ingreso derivado de la realización de las actividades enumeradas en la cláusula 3ª del Convenio, ya provengan del Ayuntamiento o del público asistente”.

Responde el Grupo Concertante Talía (GCT):

En esa cláusula 3ª, se enumeran una serie de actividades de contraprestación que el Grupo Talía, aunque no se especifica, realiza y ha realizado SIEMPRE de forma gratuita para la Junta y para los vecinos. Estas actividades incluyen conciertos, ensayos y otros eventos relacionados con la música, así como la maquetación del vídeo cultural mensual del distrito (en el que se incluyen todos los actos culturales del distrito, no solo del GCT) y la instalación de una televisión en el centro para que pueda verse el mencionado vídeo, que también se distribuye a otros espacios culturales y deportivos, etc. Las actividades a las que se refiere el informe jurídico son las enumeradas en la cláusula tercera y siempre han sido gratuitas. Indica el informe que debe figurar en el texto esa gratuidad, como figuraba en el convenio anterior, pero finalmente no figuró. De nuevo el GCT considera que esta omisión podría haberse corregido o detectado por el Ayuntamiento en cualquier momento y no justifica la no renovación, ya que, insistimos, esas actividades han sido siempre gratuitas.

Pero hay que diferenciar el apartado siguiente del convenio relativo a las actividades que se realizan en las aulas cedidas. Según el mismo, todas estas actividades, que son las recogidas en los estatutos del GCT y están gestionadas por el mismo (talleres, ensayos etc..) deben ser presentadas para su aprobación por parte de la Junta. Como se ha indicado anteriormente, el convenio establece que, “si el Distrito no manifiesta su disconformidad en el plazo de 30 días se podrán realizar las actividades proyectadas en los términos comunicados”. El Grupo Talía siempre ha cumplido con este precepto, recibiendo cada año autorización expresa a precios de cursos, horarios, calendario y normativa. Los cursos, con un coste mensual para el alumno de 21 a 26 euros permiten los ingresos necesarios para el sostenimiento del proyecto: remuneración de personal administrativo y profesorado, y la realización de las mencionadas actividades gratuitas, así como la dotación de todo el material mobiliario, pedagógico e instrumental en los espacios cedidos, su mantenimiento, insonorizaciones, adecuaciones eléctricas, gastos corrientes, seguros, etc.
 

Dice la Junta de Hortaleza que…

La nueva biblioteca de Sanchinarro “María Lejárraga”, demandada por el vecindario del Distrito, se pondrá en marcha en este mes de junio 2017. Se ha querido dotar a esta biblioteca de todas las instalaciones necesarias para un adecuado funcionamiento, por ello, se ven afectadas determinadas salas del Centro Cultural gestionado actualmente por la empresa concesionaria. En este sentido, la Asociación Grupo Concertante Talía, a raíz de la finalización de su convenio, debería reducir el espacio cedido, para mantener el espacio necesario y comprometido en el contrato para mantener la oferta de talleres que se imparte al vecindario. Toda esta información fue facilitada formalmente desde el Distrito de Hortaleza al Grupo Concertante Talía en la reunión mantenida 24 de abril de 2017.

Responde el Grupo Concertante Talía (GCT)

Efectivamente, esa fue, después de reiteradas peticiones, la primera reunión con la concejala. Como se indicó en el primer comunicado, en ella se pidió al GCT adecuar tres aulas para dar cabida a los alumnos que antes recibían sus clases en siete (asumiendo nosotros el coste de las obras de adaptación) o aumentar el número máximo de alumnos por clase hasta niveles que hacían imposible la docencia musical. El Grupo Talía colaboró y desde ese momento ha pedido varios presupuestos para la mencionada obra que nunca han podido ser presentados ante la Junta por su falta de respuesta a las solicitudes de reunión.
 

Dice la Junta de Hortaleza que…

Consecuentemente con lo expuesto, los servicios jurídicos municipales no aconsejan la prórroga de dicho convenio por representar serias dudas sobre aspectos irregulares. Esta información se hizo pública en el pleno de la Junta Municipal de Hortaleza en su sesión ordinaria de mayo de 2017 que rechazó por mayoría de los grupos municipales, la prórroga del Convenio de Colaboración con el Grupo Concertante Talía en los términos en los que se había suscrito.

Responde el Grupo Concertante Talía (GCT)

Lo que se votó en pleno no fue la continuidad del Grupo Talía sino una propuesta de Ciudadanos sobre la renovación del convenio actual en los mismos términos en los que está redactado. Ante las dudas planteadas por la concejala sobre posibles irregularidades, dicha propuesta no salió adelante, pero eso no significa que no se pudiera renovar, porque podría haberse acordado la firma de un convenio en otros términos.

El GCT insiste en que esas irregularidades se pueden solventar sin perjuicio para los alumnos y que en ningún momento se nos ha facilitado por cauces oficiales informe jurídico alguno a lo largo de estos años. Por tanto, el GCT reitera, una vez más, que ha cumplido todo lo estipulado en el convenio y queda a disposición de los ciudadanos para cualquier aclaración. Hay que recordar que convenios como este están regulando actividades culturales y deportivas en varios distritos de Madrid desde hace años.