>

“La Música hace Historia” inaugura la VII temporada de Orquesta Metropolitana y Coro Talía en el Auditorio Nacional

·         Sábado 4 de noviembre en la Sala Sinfónica

·         Silvia Sanz dirige obras de Händel, Chaikovski, Verdi, Elgar o Strauss relacionadas con importantes acontecimientos históricos

 

Obras musicales relacionadas con destacados acontecimientos de la Historia protagonizan el primer concierto de la temporada de abono organizada por el Grupo Talía en el Auditorio Nacional de Música. El concierto, titulado La música hace Historia, tendrá lugar el sábado 4 de noviembre a las 22:30 en la Sala Sinfónica. Orquesta Metropolitana de Madrid y Coro Talía, bajo la dirección de Silvia Sanz Torre, interpretarán obras como la Música para los reales fuegos artificiales de Händel, Pompa y circunstancia de Elgar o la gran Obertura 1812 de Chaikovski, entre otras. La selección de obras permitirá inaugurar la nueva temporada con un programa épico, heroico, solemne, emotivo y brillante.  Las entradas cuestan de 10 € a 27 € y están a la venta en www.entradasinaem.es y www.grupotalia.org.

 

 

 

Desde que el hombre es hombre, la música ha estado presente en acontecimientos históricos de distinta índole: coronaciones, bodas y funerales de Estado, homenajes, conmemoraciones… Y, aunque su composición tuviera como punto de partida dar empaque a una celebración concreta, la tradición y la popularidad han convertido algunas de estas piezas en elemento imprescindible de bodas, actos académicos, entregas de premios y hasta competiciones deportivas. A través de la música, el concierto nos acercará a diferentes momentos de la Historia. La energía y el impulso rítmico de Händel, la carga simbólica de Verdi, el exotismo romántico de Strauss, la solemnidad y el espectacular sonido orquestal de Elgar, y la grandiosidad  de la música de Chaikovski harán de este concierto una velada musical repleta de emociones. 

 

Händel y la coronación de Jorge II

Georg Friedrich Händel compuso las cuatro Antífonas para la coronación en 1727 con motivo de la coronación de Jorge II de Gran Bretaña. El primero de los himnos, Zadok the Priest, relata la unción de Salomón como nuevo rey de los israelitas por parte del sacerdote Sadok (Zadok) y el profeta Natán (Libro I de los Reyes) y desde su estreno se ha interpretado en todas las coronaciones. Y no solo eso. Ha escapado de los palacios para sonar en los estadios de fútbol como himno de la Liga de Campeones tras el arreglo realizado por el compositor inglés Tony Britten por encargo de la UEFA. 

 

 

Música y fuegos artificiales para la Paz de Aquisgrán

La Música para los reales fuegos de artificio de Händel fue un encargo del rey Jorge II de Gran Bretaña como parte de un espectáculo de fuegos artificiales que tuvo lugar el 27 de abril de 1749 en el Green Park de Londres para celebrar el final de la Guerra de Sucesión Austriaca y la firma del Tratado de Aquisgrán. Fue lo que hoy llamaríamos un espectáculo de luz y sonido que desgraciadamente terminó en un desastre, pues se incendió el gran decorado de madera construido para la ocasión.  Afortunadamente, unos días antes, el 21 de abril, se había realizado un ensayo general público en los Jardines de Vauxhall al que acudieron más de doce mil personas y la música de Händel fue todo un éxito.

 

 

 

La Obertura 1812 y la derrota de Napoleón

La Obertura 1812 de Chaikovski es prácticamente un relato de la victoria de la resistencia rusa frente al ejército francés. La idea inicial era que se interpretase con una gran orquesta ante la catedral de Cristo el Salvador, cuya construcción encargó el zar Alejandro II para conmemorar este hecho histórico.  Finalmente, no pudo llevarse a cabo la grandiosa ejecución prevista con repique de campanas y salvas de cañón, tal como indica la partitura, y el estreno tuvo lugar a puerta cerrada con una orquesta convencional durante la Exhibición de Arte e Industria de 1882. Hoy en día es una de las obras más populares e interpretadas de Chaikovski.  

 

Campaña de Napoleón en Rusia

 

Verdi, icono de Il Risorgimento

Nabucco fue la tercera ópera de G. Verdi y su primer éxito, pues los italianos se identificaron enseguida con su fuerte sentimiento patriótico y con las vicisitudes padecidas por el pueblo judío bajo el poder del tirano Nabucodonosor. El coro de esclavos el más popular de las óperas de Verdi, con el exilio y la nostalgia como tema central, se convirtió en himno de todos aquellos que anhelaban la unidad nacional y en canto contra el dominio austriaco. Verdi estaba hundido y desolado cuando recibió la propuesta de componer Nabucco. Tras el fracaso de su segunda ópera Un giorno di regno y la muerte en poco tiempo de su esposa y sus dos hijos de corta edad, había decidido dejar de componer. Su primera reacción fue tirar el libreto. Al abrirse sus páginas, su vista se clavó en el primer verso del coro de esclavos que ya no pudo apartar de su cabeza.

 

Viva Verdi

 

Una marcha egipcia para el Canal de Suez

El promotor de esta obra faraónica en tierra de faraones fue el diplomático y empresario francés Fernando de Lesseps, que convenció a franceses y egipcios de los beneficios de la construcción de un canal que uniera el Mediterráneo y el Mar Rojo y acortara la ruta marítima entre Europa y el Sur de Asia. Las obras se iniciaron en 1859 y se prolongaron durante 10 años.  La inauguración oficial del Canal de Suez tuvo lugar el 17 de noviembre de 1869 presidida por la emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III de Francia, e Ismail Pachá, virrey de Egipto. La celebración tuvo lugar en Puerto Said y asistieron cerca de seis mil personas. En ella se interpretó la Marcha Egipcia de Johann Strauss II.

 

 Inauguración del Canal de Suez

 

Pompa y circunstancia en la coronación de Eduardo VII

Eduardo VII (1841-1910) fue la cabeza del Reino Unido desde el 22 de enero de 1901 hasta su muerte el 6 de mayo de 1910. Debido al largo reinado de su madre, la reina Victoria, Eduardo tenía ya 59 años cuando ascendió al trono. En la ceremonia de su coronación se interpretó una obra solemne por excelencia y la más popular del compositor inglés Edward Elgar: la Marcha nº 1 de Pompa y Circunstancia, a la que el músico añadió el texto de Benson Land of hope and glory (Tierra de esperanza y gloria). La Marcha nº 1 puede escucharse también en la clausura anual (the Last Night) de los Promenade Concerts (los Proms) que se celebran cada verano en el Royal Albert Hall de Londres.

 

Edward Elgar

 

 

©2017 GRUPO CONCERTANTE TALÍA. All Rights Reserved.

Search

Navegando por este sitio acepta el uso de cookies Privacidad